viernes, 4 de septiembre de 2009

Derriban helicóptero FAP en el VRAE - ¡ Bombardeen la zona !

¿ Nuestras Fuerzas Armadas ya no son "fuertes" ? Hace 2 días lo comprobamos con dos oficiales de la FAP y un mecánico.
Intensificar las operaciones militares en varios puntos del valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE) y sus alrededores ha significado para el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas asumir altos costos.

La tarde de éste miércoles 2, se reportó la muerte de dos miembros de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), cuando el helicóptero que piloteaban fue derribado por disparos efectuados a larga distancia por narcoterroristas apostados en la zona; un tercero —de las filas del Ejército— resultó con heridas graves.

El ataque ocurrió en el sector de San Antonio de Carrizales, distrito de Santo Domingo de Acobamba (provincia de Huancayo, en Junín), cuando los helicópteros se prestaban a recoger y evacuar a los tres miembros de otra patrulla que habían resultados heridos horas antes, durante la madrugada, en la misma zona, y justo cuando el ministro de Defensa, Rafael Rey, informaba sobre aquel incidente previo en medios locales.

El mayor FAP Ángel Bejarano Pacheco (piloto) y el mayor FAP Jorge Sánchez Pérez (copiloto) murieron cuando el helicóptero se precipitó violentamente: las balas que recibió la nave destruyeron el rotor de la nave y aceleraron la caída. El comandante EP Erick Pasquel Alfaro sufrió fracturas en la clavícula.

El helicóptero siniestrado no acudió solo a la misión de rescate; iba acompañado de una segunda nave que, luego de intentar repeler el ataque, debió regresar a la base militar en Pichari (Cusco).

El objetivo de la fallida misión era rescatar al sargento primero Pablo Castro Castillo, al cabo Pablo Benito Sucaray y a otro efectivo de apellidos Páucar Sucari, quienes al cierre de esta edición continuaban en el lugar junto a su patrulla. Ellos habían resultado heridos en un enfrentamiento cuando perseguían a Jorge Quispe Palomino “Raúl”, uno de los cabecillas de Sendero Luminoso en esta región.

Quispe Palomino, por cierto, es sindicado por el propio ministro Rey como el organizador del más reciente ataque, aunque este último dato no ha sido confirmado.

Fuente: El Comercio

Que es lo que esperan para declarar esta zona en zona de combate?, quieren esperar a que muera un ministro o fiscal para poner cartas en el asunto ?

Son valerosos soldados peruanos los que combaten contra narcoterroristas cada vez mejor armados entre la enmarañada jungla; ahora ya se saldó el precio de 2 oficiales FAP, ¿Qué esperan los señoritos del congreso y ministros?

El Presidente Regional de Ayacucho apoyó el pedido de Luis Giampietri para declarar zona de combate el VRAE, e incluso solicitó el bombardeo de dicha zona, con el fín que se elimine esta plaga del Perú. Particularmente, le doy mis felicitaciones por tan magnifica propuesta, ya que si los politicuchos que nos gobiernan no tienen los pantalones para hacer lo necesario, es el Comando Conjunto quien debe (y tiene) que tomar la iniciativa para derrotar y erradicar de una vez a la plaga terrorista.

Acá está la imágen de un helicóptero como el caído el 2 de setiembre:

Esperemos que los politicuchos que están al mando, hagan caso a lo que el Presidente Regional de Ayacucho pide... bombardeen la zona y "alivianen" el camino a un contingente de comandos del ejército, o de plano, a un batallón de soldados... ésto es una guerra, por si alguien aún no se dió cuenta.

1 comentario:

  1. Muy interesante esta pagina,referente al derribo de un helicoptero peruano en el vrae,desde mi punto de vista el lugar ya es una zona de combate y se deberia bombardear con napal no interesa si mueren niños jovenes mujeres ,etc,porque esa gente es complice del terror que estan viviendo nuestros soldados,lamentablemente es la unica manera de poner fin a esto,ojala no sea demasiado tarde y no se convierta en un vietnam lejano.
    No poner ineteres a esas ongs que tambien forman parte del terror.

    ResponderEliminar